Modelo:Dimensión:Voltaje de entrada:Vatio:Ángulo de haz:Temperatura del color:CRI:Tipo de LED:Grado de IP:Material:Eficacia luminosa:Garantía:
reflectores LED de alta potencia 50 VatioKD-FLN-W50310mm x 87mm x 170mmAC 85V - 277V50W15° / 30° / 45° / 60° / 90°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
reflectores LED de alta potencia 100 VatioKD-FLN-W100310mm x 87mm x 228mmAC 85V - 277V100W15° / 30° / 45° / 60° / 90°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
reflectores LED de alta potencia 150 VatioKD-FLN-W150310mm x 87mm x 309mmAC 85V - 277V150W15° / 30° / 45° / 60° / 90°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
reflectores LED de alta potencia 200 VatioKD-FLN-W200310mm x 87mm x 382mmAC 85V - 277V200W15° / 30° / 45° / 60° / 90°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
reflectores LED de alta potencia 250 VatioKD-FLN-W250310mm x 87mm x 459mmAC 85V - 277V250W15° / 30° / 45° / 60° / 90°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
reflectores LED de alta potencia 300 VatioKD-FLN-W300310mm x 87mm x 539mmAC 85V - 277V300W15° / 30° / 45° / 60° / 90°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
reflectores LED de alta potencia 400 VatioKD-FLN-W400571mm x 107mm x 388mmAC 85V - 277V400W15° / 30° / 45° / 60° / 90°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
reflectores LED de alta potencia 500 VatioKD-FLN-W500571mm x 107mm x 461mmAC 85V - 277V500W15° / 30° / 45° / 60° / 90°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
reflectores LED de alta potencia 600 VatioKD-FLN-W600571mm x 107mm x 529mmAC 85V - 277V600W15° / 30° / 45° / 60° / 90°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
high power led flood light 750 wattKD-FLM-W750462mm x 584mm x 111mmAC 85V - 277V750W10° / 25° / 45° / 60° / 90° / 65 x 25° / 130 x 30°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
high power led flood light 1000 wattKD-FLM-W1000462mm x 761mm x 111mmAC 85V - 277V1000W10° / 25° / 45° / 60° / 90° / 65 x 25° / 130 x 30°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años
high power led flood light 1250 wattKD-FLM-W1250502mm x 1072mm x 307mmAC 85V - 277V1250W10° / 25° / 45° / 60° / 90° / 65 x 25° / 130 x 30°3000K / 4500K /6000K80LED SMD 3030 ( Lumileds )IP66AL + Lente de PC130 lúmenes por vatio5 años

Las luminarias reflectores LED de alta potencia están diseñadas para proporcionar un gran número de lúmenes para la iluminación de áreas, carreteras, tareas o acentos. Ofrecen soluciones versátiles para muchas aplicaciones de iluminación industrial y comercial, como la iluminación de postes altos, la iluminación de aparcamientos, la iluminación deportiva recreativa, el lavado de paredes arquitectónico y la iluminación de fachadas.

Aplicación:

Aeropuerto

Cancha de baloncesto al aire libre

Pista de fútbol al aire libre

Pista de tenis exterior

Aparcamiento

Plaza

Estadio

Túnel

Muelle

Esta versátil línea de luminarias para exteriores puede encontrar una gama de aplicaciones que requieren una iluminación direccional dentro de un área definida, ya sea iluminando un punto de interés con un fuerte haz de luz enfocado, o iluminando uniformemente una gran área o superficie vertical con una intensa luz blanca.

Estas luminarias pueden utilizarse como fuente de luz elevada para iluminar áreas geométricas específicas como aparcamientos, aeropuertos, terminales de carga, intercambios de autopistas, campos deportivos, campos de golf, plazas de peaje, sitios industriales y áreas de almacenamiento al aire libre.

Los reflectores LED de alta potencia también se utilizan para acentuar y destacar elementos arquitectónicos como fachadas, monumentos, columnas y estructuras icónicas.

Los proyectores son orientables y, combinados con un diseño de haz, una colocación y una altura de montaje adecuados, contribuyen a una iluminación exterior muy eficaz y flexible.

Una de las luminarias más versátiles, las reflectores LED de alta potencia son muy codiciadas por su amplia gama de aplicaciones, su distribución de luz de alta calidad, su funcionamiento sin mantenimiento y su notable eficiencia energética.

Desde la iluminación de postes altos y bahías altas hasta el bañado de paredes arquitectónicas, la iluminación de fachadas y la iluminación de estadios y campos deportivos, los proyectores LED siguen superando los límites, proporcionando la mejor combinación de iluminación vertical y horizontal energéticamente eficiente con un rendimiento superior, fiabilidad a largo plazo y un importante ahorro de energía.

Este tipo de iluminación, que combina un rendimiento superior con una sostenibilidad con visión de futuro, ofrece una solución de iluminación completa para simplificar los complejos retos de diseño que las soluciones tradicionales de halogenuros metálicos no pueden superar.

Desventajas de la iluminación convencional

En el pasado, las aplicaciones de iluminación de alto rendimiento lumínico estaban dominadas por las lámparas de halogenuros metálicos. Aunque las lámparas de halogenuros metálicos duran 20 veces más que las incandescentes, son cuatro veces más eficientes y tienen una gran potencia (hasta 2000 vatios), también pueden plantear algunos problemas.

Estas lámparas funcionan a temperaturas más altas (de 900 a 1100°C) y a presiones elevadas (de 520 a 3100 kPa). Al final de su vida útil, están sujetas a fallos no pasivos, que pueden provocar un riesgo de incendio.

Mientras que las bombillas de menor potencia pueden durar hasta 20000 horas, las de mayor potencia, como las bombillas de 1500 vatios que se encuentran habitualmente en las instalaciones de los estadios, suelen tener una vida útil mucho más corta, en el rango de las 3000 horas.

Los largos tiempos de arranque y reinicio en caliente, así como la reducción de la vida útil en caso de frecuentes operaciones de conmutación, impiden que los sistemas de halogenuros metálicos aprovechen el potencial de ahorro energético de los controles de iluminación.

Otro problema del uso de proyectores de halogenuros metálicos es la elevada pérdida óptica. Las lámparas de halogenuros metálicos lanzan su potencia lumínica en todas las direcciones, lo que se traduce en una baja eficiencia de extracción de luz.

Las luminarias de gran potencia suelen requerir ópticas grandes y complejas para captar y distribuir la luz, lo que no sólo aumenta el coste y el tamaño de la luminaria, sino que también añade carga aerodinámica y peso.

Además de la limitada vida útil (unas 3.000 horas) y la escasa retención de lúmenes para aplicaciones de gran potencia, las lámparas de halogenuros metálicos contienen grandes cantidades de mercurio, que pueden crear fácilmente un peligro de explosión.

Las aplicaciones de iluminación industrial y exterior que requieren una iluminación de alta intensidad han utilizado anteriormente las denominadas lámparas de descarga de alta intensidad (HID), que incluyen, entre otras, las de haluro metálico (MH), vapor de mercurio (HgV), sodio de alta presión (HPS) y sodio de baja presión (LPS).

Aunque los proyectores HID de gran potencia (por ejemplo, 1000 vatios o más) pueden producir grandes cantidades de luz, sus inconvenientes inherentes limitan su uso en aplicaciones de iluminación exterior.

Por ejemplo, las lámparas HPS tienen un amplio espectro, pero son menos eficientes (relación entre la luz entregada y la luz producida) y menos depurativas que otras fuentes de luz.

Ventajas de la iluminación LED

Los LED son una fuente de luz de encendido instantáneo, lo que elimina el tiempo de espera inicial para que las lámparas HID se enciendan y se reinicien. La naturaleza de estado sólido de los LEDs proporciona una mayor resistencia a los golpes o vibraciones mecánicas, lo que mejora en gran medida su durabilidad.

Las luces LED son totalmente regulables y no cambian de color. Se puede obtener un nivel específico de luz variando el brillo o el funcionamiento de la lámpara LED.

Además, las bombillas de halogenuros metálicos producen grandes cantidades de luz ultravioleta (UV) de onda corta, que es peligrosa para los seres humanos. En cambio, las lámparas LED casi no emiten luz ultravioleta y no tienen radiación infrarroja. Los LED no contienen mercurio ni ninguna otra sustancia nociva, por lo que son respetuosos con el medio ambiente.

Diseño y configuración de reflectores LED de alta potencia

Los reflectores LED de alta potencia son sistemas complejos porque su funcionamiento térmico, óptico y eléctrico es interdependiente. Un grupo de componentes del sistema debe trabajar conjuntamente para formar un todo integrado que garantice que los LEDs rindan al máximo de su capacidad en condiciones óptimas de control del entorno operativo.

Para proporcionar resistencia mecánica, gestión térmica, control óptico, suministro de energía y protección medioambiental, el sistema en el que se ensambla el paquete de LEDs tiene un impacto significativo a la hora de liberar todo el potencial de rendimiento del LED y el valor de la luminaria para una aplicación concreta.

reflectores LED de alta potencia es un sistema totalmente integrado o un componente modular. Un proyector LED totalmente integrado tiene un único motor de luz y los demás componentes están diseñados específicamente para servir a las necesidades del motor de luz.

Un proyector LED modular se compone de varios módulos LED. Estos módulos son motores de luz independientes e incluyen todos los componentes funcionales además del circuito de accionamiento.

El diseño modular ofrece un alto grado de flexibilidad en la configuración de la luminaria, así como la escalabilidad del sistema para construir proyectores LED de mayor potencia.

Fuente de luz

En la tecnología actual de LEDs para iluminación de focos, la luz blanca se produce mediante LEDs convertidos en fósforo, que combinan un LED azul basado en InGaN con un convertidor descendente de fósforo.

Los LEDs convertidos en fósforo se empaquetan utilizando diferentes plataformas tecnológicas, lo que da lugar a diferentes características de rendimiento basadas en los materiales de construcción, las estructuras de los paquetes y los procesos de fabricación.

Las características de rendimiento de los LED asociadas al uso de diferentes plataformas de envasado se ven más afectadas por la eficacia luminosa, la depreciación del lumen y la estabilidad del punto de cromaticidad.

Gestión térmica

Los reflectores LED de alta potencia suelen incluir una carcasa y un compartimento eléctrico (conductor), generalmente de aluminio fundido a presión de bajo contenido en cobre. Las carcasas de aluminio de alta resistencia están diseñadas para alojar todos los componentes eléctricos y ópticos.

Una placa de circuito impreso de núcleo metálico (MCPCB) proporciona la conexión térmica entre el disipador de calor y el paquete de LED, el aislamiento eléctrico y la transferencia de energía al LED. El marco de la lente sostiene una lente transparente o prismática de vidrio templado o de policarbonato resistente a los impactos.

A continuación, el marco se sella mecánicamente con una junta de silicona para que funcione en cualquier condición meteorológica.

Un reto en el diseño de las reflectores LED de alta potencia es que los LED de alta potencia emiten mucho calor. Por lo tanto, puede ser ventajoso eliminar el calor generado por los LED de la unión de semiconductores de los LED y mantener la temperatura interna del conjunto de la luminaria por debajo de la temperatura máxima de funcionamiento para que los componentes eléctricos y electrónicos de la misma mantengan el máximo rendimiento.

Por ello, la gestión térmica es cada vez más importante en la iluminación LED de alta potencia. Los focos LED tienen un disipador de calor de aluminio fundido detrás del conjunto de LED para controlar la acumulación y disipación de calor.

Un disipador de calor es una vía de transferencia de calor que se integra en el sistema de iluminación para eliminar o redistribuir el calor del LED mediante la transferencia de calor con estas fuentes de calor. Los respiraderos aerodinámicos formados por las aletas del disipador de calor crean un flujo de aire eficiente y aceleran la convección natural. El aire caliente converge suavemente en un rápido flujo laminar que transfiere rápidamente el calor al entorno.

Otras estrategias de gestión térmica utilizan tubos de calor que combinan los principios de conducción de calor y mecanismos de transferencia de calor por cambio de fase. La cámara eléctrica está completamente separada del conjunto de LEDs, lo que mantiene el driver y otros circuitos de control muy fríos, manteniendo eficazmente la vida del driver a altas temperaturas ambientales de funcionamiento.

La carcasa está pretratada y revestida de polvo para resistir condiciones climáticas extremas sin agrietarse ni descascararse, y para proporcionar una óptima retención del color y el brillo. Los diseños de las luces de inundación incorporan cada vez más elementos estéticos. El atractivo y moderno diseño presenta curvas suaves y bordes contorneados que se integran discretamente en el entorno.

Controlador LED

Una parte clave para determinar la vida y el rendimiento de los reflectores LED de alta potencia es el driver. Aunque las fuentes de alimentación lineales aportan atractivas reducciones de costes y complejidad, la mayoría de los controladores LED utilizados para hacer funcionar sistemas LED de alta potencia están diseñados como fuentes de alimentación conmutadas.

Los costes relativamente elevados asociados a estos controladores de LED se ven compensados en gran medida por la capacidad de los controladores de proporcionar una conversión de energía más eficiente, una salida de mayor calidad y una mayor protección de los LED frente a condiciones de funcionamiento anormales.

Además de la conversión principal de energía AC-DC, los controladores LED SMPS realizan una serie de subtareas en secuencia o en paralelo.

Estas subtareas incluyen la reducción de armónicos y la corrección del factor de potencia, el cribado y filtrado de interferencias electromagnéticas (EMI), el aislamiento galvánico entre el primario y el secundario, la regulación de la corriente de accionamiento, el control de la atenuación, la protección contra sobretensiones, cortocircuitos, sobrecargas y sobretemperaturas.

Distribución de la luz

Las reflectores LED de alta potencia suelen ser sistemas de iluminación directa que distribuyen toda la luz emitida en la dirección general de la superficie iluminada. Estas lámparas tienen patrones de haz simétricos y asimétricos, con una distribución de la luz que va desde puntos estrechos hasta amplios focos.

La distribución de la luz de una luminaria orientable suele describirse en términos de dispersión del haz en función del número de ángulos de campo de la luminaria.

La dispersión del haz se suele clasificar en los tipos de haz NEMA del 1 al 7, teniendo los haces más estrechos números de tipo de haz más bajos y los haces más anchos números más altos.

La naturaleza direccional de los LEDs elimina la necesidad de utilizar ópticas secundarias en algunas aplicaciones de iluminación de áreas y de focos. Sin embargo, la mayoría de las aplicaciones requieren el uso de ópticas especializadas para regular el flujo luminoso de la fuente de luz en un haz controlado.

El control óptico de los proyectores LED suele realizarse mediante un reflector o una lente. Dado que los LED ofrecen la posibilidad de extraer el flujo luminoso directamente de la fuente de luz, las ópticas secundarias suelen diseñarse como ópticas de escala empaquetada.

Un diseño muy común para la óptica de los proyectores es utilizar la reflexión interna total (TIR).

Las ópticas TIR producen haces suaves y circulares con anchuras angulares tan estrechas como 10° a plena anchura a la mitad (FWHM) y eficiencias ópticas de hasta el 92%.

El reto de adaptarse al entorno

Las luminarias de exterior están continuamente expuestas a duras condiciones ambientales y climáticas extremas. El control estricto de las condiciones ambientales de reflectores LED de alta potencia es tan importante como la gestión térmica, la ingeniería óptica y la regulación de la corriente de accionamiento.

El sellado integral en todas las entradas de la luminaria y en las transiciones de materiales es una práctica necesaria para proteger el sistema de iluminación de la entrada de polvo y de la lluvia/agua desde cualquier dirección.

Los componentes ópticos deben estar protegidos por lentes de vidrio templado, que además facilitan el desprendimiento de polvo.

Cuando las condiciones ambientales cambian o los cambios de temperatura dentro del sistema de iluminación, la presión (que ejerce presión sobre las juntas) y la condensación (que enturbia la lente) pueden acumularse dentro de la carcasa óptica sellada.

La instalación de un respiradero de membrana en la carcasa sellada permite equilibrar la presión y eliminar la condensación.

Un revestimiento de conversión química y un recubrimiento de polvo protector proporcionan resistencia a la corrosión a la carcasa de aluminio.

La construcción de la luminaria debe tener una buena resistencia a los choques mecánicos, como los golpes y las vibraciones.

Beneficio económico

La economía desempeña un papel importante en las aplicaciones de iluminación industrial y comercial. El consumo de energía, la conservación de recursos, el mantenimiento y la sostenibilidad a largo plazo son factores importantes a tener en cuenta en cualquier instalación de iluminación. Los sistemas de iluminación de alto rendimiento requieren una cantidad significativa de energía eléctrica para producir luz para la iluminación de áreas amplias de alta intensidad.

Las ventajas económicas de la iluminación LED son evidentes, ya que mejora la eficiencia, prolonga la vida útil, la inversión en mantenimiento es insignificante y reduce en gran medida el coste de la bombilla, lo que acorta el tiempo de amortización.

Índice de reproducción cromática ( CRI )

La iluminación de estado sólido es muy favorable en términos de iluminación de alta reproducción del color, lo que resulta en valores de índice de reproducción del color (CRI) entre 70 y 95. El CRI es una medida de la calidad de la reproducción del color en los productos de iluminación artificial. Un IRC más alto significa una mejor calidad, es decir, una iluminación artificial más natural y más fácil de detectar la discriminación del color (es decir, los matices percibidos).

En algunas aplicaciones de iluminación, como la iluminación deportiva, se desea un alto CRI para los eventos deportivos televisados. La excelente capacidad de reproducción cromática de la iluminación LED permite a los espectadores ver la actividad en la cancha con colores vibrantes y brillantes que pueden distinguir objetos incluso con sutiles diferencias de color.

Por otro lado, la iluminación LED produce un patrón de haz que puede variarse y controlarse más fácilmente para cumplir con las especificaciones de cantidad y uniformidad de la luz, por lo que es útil y deseable en la industria de la iluminación.

Protección contra la entrada (clase de protección IP)

Siempre que sea económicamente factible, la óptica de los LED de reflectores LED de alta potencia debe estar sellada con un alto grado de IP, como IP65 o superior, para evitar la entrada de humedad y contaminantes, como polvo, suciedad y otras partículas.

El sistema de clases de protección IP fue redactado por la IEC para clasificar los aparatos eléctricos en función de sus características de protección contra el polvo y la humedad.

El nivel de protección IP se compone de dos números, el primero indica el nivel de protección contra el polvo del aparato y la prevención de objetos extraños (los objetos extraños a los que se refiere aquí incluyen herramientas, dedos humanos, etc. no pueden tocar las partes cargadas eléctricamente del aparato para evitar descargas eléctricas), el segundo número indica el grado de sellado del aparato contra la humedad y la inmersión en agua, cuanto mayor sea el número, mayor será el nivel de protección.